Bodegas de La Rioja. Bodegas Muga

De nuevo nuestras rutas por La Rioja tienen como tema el enoturismo y como destino, una de las bodegas de Rioja de entre las más afamadas de Haro. Una vez más, nos reunimos con nuestros amigos Epicureos con quienes nos gusta disfrutar de los pequeños placeres de la vida, en este caso un paseo por Bodegas Muga.

Bodegas Muga

Bodega que nos sorprende porque siendo una de las grandes, mantiene la tradición en sus métodos de elaboración y sigue transmitiendo el espíritu familiar de su fundación.

Durante el recorrido nos encontramos con curiosidades como que el proceso de clarificación se sigue realizando con las claras de huevos frescos, separando las claras de las yemas una a una e incorporándolas al vino para que por gravedad arrastren todas las impurezas que puedan quedar  y aporten estabilización al vino.

depósitos de roble Muga

Depósitos de roble Muga

A nuestro paso, nos encontramos  con madera de roble en todas sus estancias. Y es que Bodegas Muga dispone de tonelería propia, manteniendo en su equipo a uno de los poquísimos cuberos que existen y que se dedica a construir casi cada uno de los depósitos y barricas que utilizan. Dado que cada barrica se elabora en unas 6 horas de trabajo artesanal, imaginamos lo laborioso que resulta. En Muga fabrican unas 1600 barricas al año con lo que únicamente pueden fabricar para ellos mismos.

Tonelería. Proceso de elaboración de barricas

Comentaros que el roble lo tratan de manera natural, secándolo al aire libre. El proceso es bastante largo, con lo que actualmente están consumiendo madera del año 2011.

La madera de roble aporta matices y aromas al vino según el tostado que se da a las duelas que conforman la barrica. Van de los más claros (coco, vainilla) a los más intensos (torrefactos, ahumados), pasando por el tostado medio (aromas a chocolate, café).

Cada una de las duelas tiene un tamaño diferente a la anterior, de ahí viene el dicho “a ojo de buen cubero”. El cubero debe conseguir que la capacidad de la barrica sea de 225, con lo que el “ojo” que tienen es espectacular. Se valen de unas guías que permiten contabilizar el número de duelas exacto dependiendo del tamaño que tenga cada una de ellas.

Sala de barricas. Bodegas Muga

sala de barricas. Bodegas Muga

Visitamos también los “cementerios” de botellas donde se encuentra un acopio de diferentes vinos de diferentes añadas de toda la historia de bodegas Muga.

Reposo del vino. Cementerio Muga

Reposo del vino. Cementerio Muga

Seguimos la visita por la zona de elaboración del cava, y la zona de embotellado. El cava Riojano está inscrito en la Denominación de origen Cava y bodegas Muga es una de las pocas que lo elabora en La Rioja.

estancias-Muga

Para finalizar el recorrido por las instalaciones pasamos por la sala de reuniones y exteriores. Nos obsequian con una cata de cava Conde de Haro (variedades viura y malvasía) y Muga Crianza(tempranillo, garnacha, mazuelo y graciano).

Antes de marchar, tenemos la ocasión de degustar y maridar con embutido un Muga Selección Especial 2009 que nos redondea la visita acompañados por Berta Cueva, una de las encargadas de guiarnos a través de esta impresionante bodega.

Cata Muga Selección especial 2009

Una visita agradable, apta para visitas familiares en La Rioja, que pueden ser completadas con ruta de pinchos en la Herradura de Haro o comida en la misma bodega.

Anuncios

Visita a Bodegas Pujanza

Como ya os comenté en nuestro facebook, el pasado viernes tuvimos el gusto de visitar de nuevo Bodegas Pujanza. Lorena Corbacho, directora de exportación, nos transportó por todos los rincones en plena vendimia.

Bodegas Pujanza es una bodega familar que elabora grandes vinos. “Inaugurada en Junio de 2002, es una de las más jóvenes bodegas puestas en marcha en la DOC Rioja. Es una bodega heredera de una larga tradición de la dinastía San Pedro en el cultivo de la vid y la elaboración de vinos en la capital de Rioja Alavesa. Su situación, en un pago vitícola enmarcado por la muralla de Laguardia, el valle del Ebro y las laderas de la Sierra de Cantabria, define el carácter de sus vinos.”

Viñedos a punto de la vendimia

Viñedos a punto de la vendimia

En Bodegas y Viñedos Pujanza tienen el convencimiento de que el trabajo de selección comienza en la viña. “El viñedo es la base de trabajo y el factor determinante en la personalidad de nuestros vinos”.

Iniciamos la ruta en la sala de elaboración, donde nos encontramos depósitos de acero inoxidable en los que se realiza la fermentación.

Posteriormente visitamos la sala de crianza, donde las barricas van poco a poco envejeciendo el vino. “Periódicamente realizan catas de los vinos de cada barrica para comprobar su evolución. Esas sesiones de “cata de Barrica” son fundamentales para decidir la fecha de fin de crianza, que siempre es marcada exclusivamente por la evolución del vino. Por esa razón los vinos de las Bodegas y Viñedos Pujanza salen al mercado sin incluir las menciones habituales de envejecimiento (crianza, reserva y gran reserva).

Una vez embotellado, el vino pasa a los jaulones metálicos y al botellero. El período de maduración y reposo en el botellero también es variable. La fecha de expedición depende de la evolución del vino, de su armonización en la botella y del plazo necesario para que el vino comience a expresar las cualidades que luego va a seguir desarrollando en la botella durante los años posteriores”.

Recorrido por la Bodega

Recorrido por la Bodega

En un ambiente acogedor, en la sala de reuniones, y en muy buena compañía, tuvimos la ocasión de catar una amplia muestra de los vinos que elaboran, en maridaje con pan y embutidos. Simplemente puedo decir que quedamos encantados por la alta calidad de cada uno de ellos.

Selección de vinos de Bodegas Pujanza

Selección de vinos de Bodegas Pujanza

Os invito a degustar estos vinos tan diferentes que nos ofrece Carlos San Pedro en Bodegas Pujanza. Gracias a Lorena y el equipo que nos permitió en dos ocasiones disfrutar de esta recorrido.

Divulguemos la Cultura de Nuestra Tierra!

Me viene una pregunta a la cabeza, ¿por qué somos tan amantes de lo que existe fuera y nos olvidamos en cierta medida de conocer y fomentar todo lo relacionado con nuestras tierras?

A menudo, cuando salimos de vacaciones, pensamos qué bueno sería poder conocer “aquel país al que siempre quise ir”. Hacer rutas por estos lugares tan exóticos, degustar sus platos típicos, conocer sus costumbres, hablar con sus gentes,…Y cuando es posible, esto es maravilloso.

¿Pero qué me dices de conocer nuestras tierras? Seguramente ninguno de nosotros conozca a fondo su propio municipio ni comunidad. ¿Conoces cada rincón de tu ciudad, cada plato típico, o cada artesanía?

Si te soy sincera, yo tampoco. Tuve la suerte de estar varios años fuera de La Rioja, únicamente a 480 km, y digo suerte por doble motivo. Por un lado hice muy buenos amigos que lo seguirán siendo siempre, aprendí otra manera de vivir y de ver las cosas (a veces hay que salir fuera para aprender a tolerar y comprender otra cultura). Por otro lado, aprendí a valorar mucho más lo bueno de mi tierra La Rioja y de mi ciudad Logroño.

La Senda de Los Elefantes. Logroño

La Senda de Los Elefantes. Logroño

El punto de partida siempre es nuestra tierra, y muchas veces también el punto final. Deberíamos amar lo nuestro, divulgarlo y fomentarlo, darlo a conocer para que todos ansíen venir a visitarlo.

Resulta reconfortante cuando fuera de La Rioja te hablan de lo maravilloso que fue ese fin de semana que visitaron Logroño, la calle del Laurel, Portales, La ruta de Los Monasterios, el museo del Vino, aquella Bodega,…, cuando te comentan lo entrañable de las gentes y cultura, cuando elogian nuestra gastronomía,…

Por éste motivo, nos lanzamos a este proyecto tan especial que tiene como nombre Maridarioja, la fusión de todo lo riojano auténtico, el arraigo, la tierra.

Yo os invito a fomentar lo propio de cada casa, lo tradicional y artesano, y que nuestros productos, en mi caso, el vino, aceite, pimiento, tomate, chorizo, fardelejo… riojano, nuestras tradiciones, fiestas de pueblos, nuestras rutas y paisajes, se conozcan en el mundo entero. Y por supuesto cuando podamos salir fuera, pues ¡a disfrutarlo!

La Rioja Tierra Abierta, Cata en la Estación Enológica de Haro. Bodegas Paternina

Este fin de semana hemos tenido el placer de disfrutar de una cata, dentro del programa de actividades de La Rioja Tierra Abierta http://www.lariojacapital.com/agenda/62-Rioja_Tierra_Abierta, a cargo de Bodegas Paternina.

El Enólogo Carlos Estecha, realizó una cata, un tanto técnica pero adaptada a los menos expertos, de vinos, muy diferentes a la vez que interesantes.

En el marco de la Estación Enológica de Haro http://www.haroturismo.org/centro_de_interpretacion_del_vino/index, pudimos degustar 3 vinos de Rioja:

P5180025

Conde de los Andes, reserva de 2007. Una de las expresiones de vino de Rioja, que en nariz se presenta con aroma a vainilla, especias, frutos rojos y nuez, con un color bonito de intensidad media-alta y en boca con una acidez muy marcada tratándose de un reserva, así como baja astringencia. Un tinto elegante ideal para maridar con pescado graso y contrarrestar su sorprendente acidez.

Con gran generosidad nos presentaron un vino del año 1958, conservado 55 años en bodega. En nariz pudimos catar un vino que cambiaba con el tiempo y sorprendentemente, en boca presentaba todavía su relativa acidez y sabor agradable.

Graciela, un vino blanco semidulce, denominado así, en honor la leyenda de un romance entre un enólogo de origen francés y una doncella riojana llamada Graciela, fermentado 10 meses en barrica, con variedades viura y malvasía. En nariz recuerda a compota de manzana, algo de anís e hinojo. Con un color pajizo muy muy intenso con tonos dorados y en boca untuoso y muy equilibrado. Ideal para tomar en el aperitivo con embutidos y sobre todo foie.

P5180020

Posteriormente nos ofrecieron un aperitivo en un espacio muy agradable dentro de las instalaciones de Paternina, donde pudimos degustar otros dos vinos compartiendo con el resto de participantes nuestra pasión por el vino y la gastronomía.

P5180034

Aprovechamos para probar diferentes pinchos típicos de la gastronomía local, en un agradable paseo por el centro de Haro y su famosa Herradura, la cual recomendamos como lugar para maridar producto riojano con el excelente vino de la tierra.

¡Que aproveche!