¿Quedamos al vermú?

Este sábado día 5 volvimos de nuevo a Haro, capital de La Rioja Alta, con nuestros amigos epicureos, esta vez para visitar la bodega Martínez Lacuesta, pero para hacer una actividad un tanto diferente, cata y maridaje de vermut.

El nombre del vermú o vermut (del francés vermout o vermouth), deriva del alemán wermut, “ajenjo”. Es una bebida a base de vino aromatizado con diferentes hierbas y especias, fundamentalmente la artemisa, y edulcorado con azúcares, caramelo y mosto de uva.

Luis Martínez Lacuesta, director de la bodega, ha sido el encargado de explicarnos muy exhaustivamente la historia de sus vinos y su vermut.

Y es que el origen del vermut viene desde Hipócrates, célebre médico de la antigüedad, nacido el 460 a. C. que puso a macerar en vino flores de ajenjo y hojas de díctamo y obtuvo lo que en la Edad Media fue llamado “vino hipocrático”.

A partir de fines del siglo XVIII, con la llegada de nueva tecnología, se comenzó a comercializar el actualmente denominado vermut.

Con el paso del tiempo la palabra ha adquirido también un sentido genérico para definir el aperitivo –cualquier bebida con unas tapas– previo a la comida. De aquí proviene la expresión “¿quedamos para tomar el vermú?”.

El método de elaboración comienza en la invención de la fórmula. Cada elaborador tiene su fórmula, donde mezclan diferentes plantas aromáticas con el vino blanco.

Los diferentes tipos de vermut Martínez Lacuesta

Los diferentes tipos de vermut Martínez Lacuesta

Bodegas Martínez Lacuesta elabora vermut de forma artesanal, desde 1937 y es considerado como uno de los mejores aperitivos.

La conzia o extracto (hierbas y plantas aromáticas maceradas en frío en vino blanco) envejece en barricas de roble americano, y se adiciona vino blanco base, junto al azúcar, ácido cítrico, caramelo y alcohol hasta conseguir los 30º.

Elaboración de vermut Martínez Lacuesta

Elaboración de vermut Martínez Lacuesta

Entre las muchas especias y flores que intervienen en su elaboración destacamos; por supuesto el ajenjo, anís estrellado, hinojo, clavo, cardamomo, corteza de naranja, vainilla, canela, salvia, nuez moscada, jengibre, melisa…y muchos más, pero este es un secreto bien guardado, clave para la elaboración de un gran vermut.

Notas de cata: en nariz es muy aromático recordando los macerados de las hierbas con los que ha sido elaborado. En boca tiene que tener un perfecto equilibrio entre amargor, azúcar y acidez.

¿Cómo debe ser tomado un buen vermut?

Diferentes hierbas y especias con las que se elabora el vermut

Diferentes hierbas y especias con las que se elabora el vermut

Las dos reglas fundamentales y que todos nos saltamos a la hora de tomar un vermut, es primeramente ponerlo en un vaso bien frío, de la nevera pero sin hielo. Posteriormente añadirle una corteza de naranja, que no de limón. La amarga corteza de naranja combina perfectamente con el amargor del vermut. A todo esto le añadimos una aceituna natural, si puede ser de la variedad manzanilla. Se le puede añadir unas gotitas de angostura que resalta el amargor o bien ginebra que le da  un toque de secado y 2 o 3 décimas más de alcohol (únicamente se moja el vaso y se tira).

El vermut se puede tomar además con sifón, en la variedad “tirolés”, muy típico de Haro y alrededores, que es acompañado de gaseosa o para los más osados el “manchado” añadiendo además vino blanco.

¿Y el maridaje?

Pues si hablamos de maridaje, el vermut, siendo una bebida para aperitivos (que abre el apetito), se marida de forma ideal con encurtidos de vinagre de vino (banderillas toreras, boquerones o anchoas en salazón).

Una vez sabido todo esto, nos dispusimos a la cata. Una muestra de 3 vermuts comenzando con el vermut rojo Lacuesta en maridaje con un “barquito de mar”.

Pincho de "barquito de mar"

Pincho de “barquito de mar”

A continuación probamos el vermut Reserva con envejecimiento de 7 meses en barricas nuevas de roble francés, acompañado por una crema de patatas con chorizo.

Maridaje con crema de patatas con chorizo

Maridaje con crema de patatas con chorizo

Por último degustamos el vermut Reserva Edición Limitada con crianza de 14 meses, acompañado por una sopa fría con crujiente de cecina.

Maridaje con sopa fría de melón y crujiente de cecina

Maridaje con sopa fría de melón y crujiente de cecina

Como regalo de la casa nos ofrecieron un vino blanco dulce en maridaje con melocotón y fondue de chocolate.

El resumen es una jornada diferente y muy dulce. Pudimos visitar una bodega moderna pero con muestras de tradición y arraigo a sus antepasados, como nos gusta. Y aprender sobre el vermut, un licor tan conocido y a la vez desconocido.

Gracias a la familia Martínez Lacuesta. Un verdadero placer, ¡hasta la próxima!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s